“Trovalina”: mujeres rioplatenses con música en las venas. (Reseña/ 2013, Uruguay)

Algunas cosas pasan porque tienen que pasar. Gracias a eso existe la unión, en todo sentido, que conforma “Trovalina”. El trío de mujeres integrado por Samantha Navarro, Eli-u Pena y Rossana Taddei se caracteriza por su dosis exacta de talento, un repertorio apasionante y una propuesta musical potente.

Como una maquina perfectamente ajustada, “Trovalina” despliega un concierto contundente, prolijo y de calidad, a sala llena en “Espacio Guambia”, un bar típico en Ciudad Vieja, Montevideo.  La última función de una serie de presentaciones en dicho lugar, confirma el dominio que se ve en escena. Un show con todos los condimentos vocales, además de la energía y entusiasmo que envuelve al público en una atmósfera musical de ensueño.

Quizás por eso en algunos momentos Rossana juega haciendo burbujas, Eli-u Pena baila con su pollera para todos lados y Samantha sacude su cabello rizado como la planta que relata en una de las canciones. La música fluye entre estas tres damas, acompañadas por interpretaciones personales, algunos pequeños guiños a grandes de rock como Jimi Hendrix, Janis Joplin o The Beatles y el bellísimo repertorio de “El Príncipe”, Gustavo Pena de la mano de Eli-u.

Además de sus tres cantantes, “Trovalina” se presenta con Dany López en teclados, Antonino Restuccia en bajo y Gustavo Etchenique en batería. Músicos que aportan muchísimo a las tres y que fueron elegidos personalmente para este proyecto. Cada una tiene su momento con su músico seleccionado en una parte del show y se traslucen los sutiles arreglos en unos interesantes dúos: Samantha canta acompañada nada más que con teclados. Eli-u sola con el bajo y Rossana con la batería.

Luego vuelven nuevamente al escenario todas juntas, el ensamble vocal que realizan es armonioso, fresco y divertido. Se ve como también es producto no sólo del trabajo musical sino también de la relación que fueron forjando. En escena pelan todo lo que tienen, experimentan, juegan, expresan todo lo que llevan adentro y eso se siente. El público variado, de diferentes edades, demuestra que es así. Desde las mesas cantan, siguen el show y lo disfrutan.

El trío comparte las creaciones que interpreta cada una de la otra. Son canciones amenas, esas historias que dan ganas de escuchar y que deleitan al oído. También les gusta improvisar y lo hacen de maravilla, con gracia y espontaneidad. Mientras alguna canta, el resto se acopla con algún coro, sonido o simplemente un silencio. Las voces se mezclan melodiosamente y aportan desde sus registros diversos matices, emociones e intensidades con el timbre y sello que las caracteriza individualmente como cantantes.

Es notorio que se conocen mucho, hasta con un gesto o una mirada surge la magia entre ellas. Las tres suman y al lado de sus músicos más todavía. La propuesta artística de “Trovalina” es acorde a la musical, por momentos tiene algo de variete y entablan una relación de complicidad y chispa con la gente.

Cuando llega el final vuelven a escena para un último bis, de nuevo suena “Cómo que no?” de El Príncipe. Y se van dando una vuelta olímpica por toda la sala, ovacionadas y festejando con su público por otra noche sin igual. Sin duda un cierre ideal para despedirse de este ciclo de conciertos con alegría.

5225e5ab51ca0_562x365

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s